La vejez, una etapa de la vida que no sorprende a nadie, sino que todo aquel que vive, sabe que un día puede llegar

Desde antes de nuestra era, el interés o la preocupación por la vejez y como vivirla ha sido cuestión de análisis de los seres humanos, porque “en primer lugar pone ese achaque de su inhabilidad para los negocios; en segundo lugar, el achaque de su debilitamiento general; en tercer lugar, su inhibición frente a los placeres; y en cuarto lugar y esto es lo trágico, la vejez pone en la antesala de la muerte, terror de tantos”.(1)

En la región

Sin bien las realidades de la región en ese ámbito es disímil, tal como lo expresa la Revista Euro Latinoamericana de Análisis Social y Político: “La seguridad social presenta deficiencias y constituye un grave problema a nivel regional. Si bien en algunos países la cobertura es muy elevada, como en Argentina, donde alcanza al 90% de los adultos mayores, en otros es extremadamente baja: en Paraguay, por ejemplo, sólo llega al 7%”(2). Quizás por eso los más viejos, los del siglo pasado pensaban no solo jubilarse, en llegar bien físicamente y cómodos económicamente, sino en poder dejar un “legado”, porque entendían la importancia de envejecer “bien”.

Sin embargo, “la población brasileña está envejeciendo y, según proyecciones del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), puede llegar a 19 millones de personas con más de 80 años en 2060. Ese contingente, si lo comparamos a los datos actuales, sería menor apenas que la población total de São Paulo y Minas Gerais. De acuerdo con el instituto, en 1980, el Brasil tenía menos de 1 millón de personas en esa franja etaria (684.789 personas) y llego a 3.458.279 en la proyección para 2016”.(3)

En el mundo

A todo esto, la globalidad, el libre mercado y la tecnología han planteado una nueva realidad en la que formación, empleo y retiro ya no llevan al mismo lugar, donde nada perdura y donde lo nuevo los sorprende a cada día exigiéndoles adaptación y asimilación de realidades desconocidas y diversas de un mundo para el que no están preparados. Por algo en Uruguay, según fuentes extraoficiales, la atención a la vejez por parte del Ministerio de Desarrollo Social ha crecido de forma exponencial mayormente en las fronteras Desde antes de nuestra era, el interés o la preocupación por la vejez y como vivirla ha sido cuestión de análisis de los seres humanos, porque “en primer lugar pone ese achaque de su inhabilidad para los negocios; en segundo lugar, el achaque de su debilitamiento general; en tercer lugar, su inhibición frente a los placeres; y en cuarto lugar y esto es lo trágico, la vejez pone en la antesala de la muerte, terror de tantos”. –entre 2 y 5% en la metrópolis, contra un 40 a 45% en los departamentos de frontera- solo en la última década.(4)

Si bien desde 1949 “se habla sobre los Derechos de los Ancianos, se realizan Asambleas Mundiales sobre Envejecimiento y se clarifican cuales son estos derechos y la obligación que tienen los Estados Nacionales por cumplimentarlos”(5), vemos que las carencias en la atención temprana a la vejez tienden a profundizarse en las zonas de frontera, ya sea porque el nivel de escolaridad cae, porque los índices de informalidad aumentan o simplemente porque la variable desempleo crece de forma dispar, a diferencia del resto del país.

Queriendo o no, esas personas carecen de un “envejecimiento activo” pleno -esto es bienestar físico, social y mental-, especialmente, cuando lo vemos en perspectiva de género, donde las diferencia entre varones y mujeres es más notoria, mayor aún en países como Brasil, que presentan un acelerado envejecimiento de la población femenina.(6)

Fuera del mundo binario

Sin embargo, “gran parte de los adultos mayores continúa desarrollando actividades laborales o necesitando de la ayuda de su familia y de otras redes para asegurar su subsistencia”(7); por eso, es necesario entender las fronteras como un tercer espacio -tal como lo plantea Maria Teresa Arcila en su artículo “Frontera, entre lugar , o tercer espacio”(8)-, cómo y por qué se dan esos mismos procesos pero de forma diferente en las fronteras, para poder brindar soluciones adecuadas y ajustadas a esas realidades fuera del mundo binario (un país o el otro) con que se ha tratado el tema hasta ahora.

Según el informe de Naciones Unidas (ONU) sobre Perspectivas de la población mundial 2019 «en 2050, una de cada seis personas en el mundo tendrá más de 65 años (16%), más que la proporción actual de una de cada 11 en este 2019 (9%). […] Se estima que el número de personas de 80 años o más se triplicará, de 143 millones en 2019 a 426 millones en 2050.

La cobertura en salud es, en general, baja y por ende el acceso al sistema sanitario depende de la situación socioeconómica de cada adulto mayor. Sólo en escasos países, como Argentina, Uruguay y Brasil, alcanza a la mayoría de la población de adultos mayores. Determinadas subpoblaciones (como las que habitan en medios rurales) pertenecen a pueblos originarios y las mujeres poseen un menor acceso tanto a la seguridad social como a los servicios de salud. En algunos países de la región el número de varones que poseen cobertura en estas áreas duplica e incluso triplica al de mujeres”(9).

Perspectiva

Todo ello, sin mencionar los efectos pos-pandemia que habrá que analizar en su momento, por lo tanto, el desafío ya es grande pero la perspectiva es que sea mayor, y para eso debemos entender más para atender mejor a nuestros adultos mayores que envejecen en las fronteras.

* Richar Enry Ferreira, Periodista, Investigador Histórico, Documentalista y Productor audiovisual

1 – SINTESIS DEL “TRATADO DE LA VEJEZ” DE MARCO TULIO CICERON https://revistamarina.cl/revistas/1979/6/garcia.pdf

2 – Revista Euro Latinoamericanade Análisis Social y Político http://www.ojs.unsj.edu.ar/index.php/relasp/article/view/577/527

3 – Jornal do Commercio RS https://www.jornaldocomercio.com/_conteudo/2016/10/geral/528157-brasil-tera-19-milhoes-de-idosos-com-mais-de-80-anos-em-2060-estima-ibge.html

4 – Panorama de la Vejez en Uruguay Pag. 24 https://ucu.edu.uy/sites/default/files/libros/pdf/panorama_vejez_en_Uruguay.pdf

5 – Estado, política y vejez. La política social para la tercera edad en Argentina desde el Virreynato del Río de la Plata hasta el año 2000. http://cdi.mecon.gov.ar/bases/doc/gcba/polsoc/d41.pdf

6 – DIRETRIZES PARA O CUIDADO DAS PESSOAS IDOSAS NO SUS: PROPOSTA DE MODELO DE ATENÇÃO INTEGRAL https://bvsms.saude.gov.br/bvs/publicacoes/diretrizes_cuidado_pessoa_idosa_sus.pdf

7 – Envejecimiento, personas mayores, y Agenda 2030 para el desarrollo sostenible. https://www.cepal.org/sites/default/files/publication/files/44369/S1800629_es.pdf

8 –Universidad de Antioquia file:///C:/Users/User/Downloads/20432-Texto%20del%20art_culo-73285-1-10-20140825%20(1).pdf

9 – Informe Naciones Unidas https://www.un.org/es/global-issues/ageing

Por delplata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *